Index  
 
 
 
Sin título, 2003. Acrílico sobre lienzo, 40 x 40 cm
Bogotá, 1943
 
   
 

Si hacemos el amor
encima de un puente
es posible que el puente se caiga

Si lo hacemos en un arrozal
la humanidad se quedará sin arroz
durante un siglo

Si lo hacemos encima de un huevo
pobre huevo
Y si lo hacemos frente a un cuadro de Picasso
al instante un embarazo

Si lo hacemos en el baño de un avión
ese avión no llegará nunca a su destino

Si lo hacemos en un automóvil
último modelo
existe la posibilidad de que el automóvil haya sido robado

Y si lo hacemos debajo de un árbol
es posible que un pájaro
nos cague

Para no tener ninguno de estos inconvenientes
lo mejor que podemos hacer tú y yo
yo y tú
es hacerlo aquí donde nos encontramos
abrazados y desnudos
hasta que la muerte nos separe

ELMO VALENCIA
(El monje loco)

 
 
 
 
     
 
Pintor secreto del eterno femenino

Por Fernando Guinard
 
 

Las musas son el pretexto de este pintor y arquitecto que anduvo en los años ochenta por la ciudad italiana de Carrara, en compañía de los escultores Ramón Carreño y Rodríguez Arango. Tallban mármol y descubrian los secretos que el noble material guardaba en su interior.

Después de haber diseñado infinitos proyectos arquitectónicos, desde hace ocho años, en diferentes talleres ubicados en campamentos de construcción, Achury se dedicó a pintar. Sus modelos, reales e imaginarias, vestidas y desnudas, pero siempre expresivas, le obsequiaron al pintor su feminidad, energía y espíritu. Él, sin vergüenza alguna, se apropió de su eterno femenino.

La temática de sus pinturas racionales y sus pinceladas irracionales son las mujeres ejecutivas, las desplazadas, y los mitológicos, poéticos y eróticos ángeles de sexo femenino. Pero sólo son pistas para ayudar a ver entre esa maraña de formas expresivas figurativas y abstractas.

En realidad sus pinturas son un homenaje a la mujer colombiana, reflexiva, autónoma, inteligente, que muchas veces ha sido víctima de una realidad que la apabulla y de un patriarcado que la degrada.

Son mujeres libres y liberadas, prisioneras en el fuego interno que las consume y que dan rienda suelta a un erotismo desenfrenado, mujeres objeto del deseo que transmiten una química animal que atrae con la fuerza de un instinto, el eterno femenino en un mundo pictórico de un pintor de mucha racionalidad, mucha locura y expresión pura.

Es racional cuando mezcla escalonadamente los colores en una brocha gigantesca que tiene ensamblada una manopla en la cual introduce los dedos, mira fijamente el lienzo, medita, analiza, toma decisiones metodológicas con respecto a la composición, el equilibrio, el movimiento, el ritmo y la textura; irracional cuando se lanza como un loco a pintar sus formas y descubre que la estructura espacial es demasiado intuitiva y que su racionalidad metodológica se revuelca en los tsumanis explosivos de fuerza y color. Por eso sus pintores preferidos son Pollock, De Kooning, Bacon, Otto Mueller, Otto Dix, Grosz, Van Dongen, Schielle, Max Pechstein y Picasso.

De los colombianos, Loochkartt y Granada. En síntesis: es un apropiacionista del eterno femenino, de sus formas expresivas y de su espíritu ambiguo.

Texto publicado en el catálogo de la exposición realizada en la Galería Carrión Vivar en 2004.

 

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis