Diego Pombo

Por
Fernando Guinard

 

Exiliado en Cali desde la infancia, músico, teatrero, fotógrafo, ilustrador y pintor autodidacto, es un artista irreverente, frentero, cómplice solidario con los gestos y movimientos del teatro nacional y del circo colombiano.

Los personajes de la pintura de Pombo son tan corrosivos como la clase dirigente que arruina todo lo que toca y lo transforma en escoria. Enfrenta a las instituciones y a los líderes del altar de la patria con el irresistible veneno de la burla, denuncia con dosis subversivas los defectos evidentes del santoral nacional.

Plasma toda una sociedad con la risa trocada en mueca y el dedo hundido en la llaga, sin dar respiro al dolor que produce. La risa y el llanto en un solo espacio como la condición humana. No hay nada de inmoral en Pombo, lo que sucede es otra cosa, los inmorales son otros. Ni el poder religioso, ni el militar, ni el político, ni el del narcotráfico se han salvado de sus diatribas pictóricas.

Bogotá, 2000.

 
Volver a Textos de Fernando Guinard

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis