Amigo Fernando:

Van estas dos fotos de mi álbum (las únicas que tengo). Por eso le pido el favor de retornarlas después que las utilice. Esta fue una época de los años 80 que se llamaba "Las almohadas soñadoras" y esta muchacha sueña con un despelote de lo más bueno. Bueno, espero que le sirvan, sobretodo las del detalle, donde están más nítidas las figuras.

Saludos,

Hernando Tejada, Cali, 1987

Señor
Fernando Guinard

Reciba un cordial saludo de mi parte… Le deseo éxitos en su tan merecida empresa que tanto beneficio reporta para artistas y público en general.

Un servidor y amigo,

Jorge Posada, New York, agosto 19 de 1987

Estimado señor Guinard

Tengo el agrado de enviarle las dos diapositivas de las obras de Darío Morales para ser publicadas en su libro. Quedo a su disposición para cualquier otro dato o información que necesite. Deseo mucho éxito a su libro y espero me informe cuando salga, tengo mucho interés en recibirlo.

Reciba un atento saludo,

Ana María Morales, París, noviembre 6 de 1988

Señor
Rudolf Schmid
Presidente Propal
Respetado Señor Presidente:


Por medio de la presente reciba un cordial saludo y el deseo vehemente de su bienestar.
Quiero presentarle a mi amigo Fernando Guinard Valderrama quien se desempeña como marchand y editor. En la actualidad, Fernando se encuentra preparando un extraordinario proyecto sobre el Arte Erótico en Colombia que tiene el apoyo y respaldo de los más importantes artistas e intelectuales colombianos.
Es el primer proyecto en el mundo que presenta y analiza el espíritu erótico del hombre con base en la plástica y la poesía de un país: Colombia.
Si Propal pudiera colaborarle con la financiación del papel del libro, el podría imprimir más rápidamente el proyecto.
Sería un gran aporte de Propal, como siempre, a la investigación cultural y al arte colombiano. Fernando le explicará en detalle los pormenores del proyecto.

Reciba un cordial abrazo de su amigo,

David Manzur, Bogotá, marzo 23 de 1989

Querido amigo que el frío no enfría.

Estoy aquí, guerrera.
La luz de la poesía y el buen arte me acompañan.
Crezco y me imagino las montañas blancas o doradas…ahora que sólo se resbalan en mí las copas de nieve. Estoy en Nueva York por la segunda quincena de mayo. ¡Después en Bogotá! Espero nos veamos una noche sabanera con la María, el guaro y tu amistad tan querida.

Un beso,

María del Carmen Gamarra, Montreal, abril 13 de 1989


Es un excelente trabajo. Es un libro para apreciar, para querer permanentemente cerca de uno. Sienta un precedente en lo que se refiere a Colombia: combinar tan excelentemente los pintores y los poetas.

Jorge Valencia Jaramillo, presidente de la Cámara Colombiana del Libro, Museo de Arte Moderno de Bogotá, 6 - IX - 1990


Poesía y Transgresión

La perversión no está en la cosa en sí sino en su verbalización. Erótico obviamente se define como aquello referente al amor. Pero no hay pocos que sin tartamudear, lo dan como sinónimo de obsceno y vicioso. Es mal conocer su elemento.
Lo erótico, para bien de la salud mental, está instalado en el territorio que transita entre la poesía y la transgresión. Por ahí cogió esta banda de tres que ideó este libro: Fernando Guinard, Jotamario y Álvaro Chaves…
La idea es interesante. Porque cada persona tiene un jardín erótico más o menos conocido, más o menos explotado. Es capital reconocer esa dimensión y alejarla de los moralistas que han querido ocultar el sexo con dos preceptos. Algunos de los cuadros que aquí se publican fueron objetos de grandes debates como en el caso de Epifanio Garay y Débora Arango. Viéndolos no se puede negar que hay espíritus que andan retrasados de varias guerras… Siempre los hay.
La impresión es bella y hay un recorrido bien organizado para el lector…

José Hernández, El Tiempo, 8 de septiembre de 1990



...Los sabios y oportunistas literatos, con el viejo y terco eufemismo, señalan que toda antología es desigual como si el temor los resistiera cuando su largo camisón descubre sus dolorosos y mezquinos pudores. El libro logra ser un delicioso banquete de palabras e imágenes, quizá la mejor y talentosa unidad entre el ojo y la palabra
Sólo queda decir que Fernando Guinard como editor ha tomado el toro por las astas, el resto es el propio juego del lector, que es lo que permiten los libros cuando realmente se abren, como "la delicia del coito a pleno día"en las palabras del poeta Germán Espinosa.

Antonio Correa Losada, Bogotá, octubre de 1990



El Espíritu Erótico, nueva obra de Fernando Guinard, Jotamario Arbeláez y Álvaro Chaves del Taller De Mente Colombiano, se lanza esta noche a las siete en el Museo de Arte Moderno de Bogotá.
La nueva publicación está ilustrada con obras de Fernando Botero, Alejandro Obregón, David Manzur, Darío Morales, entre otros.

El Tiempo, jueves 6 de septiembre de 1990. Página 3B


Hermosa alianza es la que conforma la poesía visual del cuerpo y la de la palabra. La plástica se alía con la visión del poeta sobre el eros y el resultado es un híbrido sugerente...
Como logro editorial El Espíritu Erótico es un bello aporte a esta exigente bibliografía...
Tampoco pasa desapercibido cierto aire irónico por parte de quienes dirigieron el volumen, lo cual recupera uno de los complementos mayores del erotismo: el sentido de lo lúdico. Porque la verdad es que en tiempos de tanta solemne zozobra como la que vive nuestro continente, la fiesta del Eros, con salacidad, humor y vocación de juego, se orienta hacia la alegría y la vida, hacia la libertad. Y ese es en gran medida el mayor atributo de este libro.

Rafael Humberto Moreno Durán, Revista Quimera, página 60, octubre de 1990


Libros y Autores
PINTURA Y POESÍA ERÓTICAS
"Una nueva prueba de la excelencia en los libros editados no sólo en forma decorosa sino con verdadero lujo y magnífico papel es el publicado en fecha muy reciente por Taller De Mente Colombiano. Su título El Espíritu Erótico y sus autores por "orden de aparición" Fernando Guinard, Jotamario y Álvaro Chaves Mendoza…
La concepción y edición del hermoso libro es de Fernando Guinard, la antología poética fue seleccionada por el poeta nadaísta Jotamario…
En la nota de presentación de El Espíritu Erótico, Fernando Guinard dice que el libro " es un concubinato semiótico o unión libre entre la plástica, la poesía colombiana y la poesía de otras geografías y otra épocas". Agrega que se trata de "un divertimento dedicado al hombre erótico y a los amantes estéticos"…
La verdad, finalmente, es que se trata de un muy hermoso libro. Para leer y para ver con detenimiento: El Espíritu Erótico".

Germán Vargas. Revista Cromos, Edición 3791, 24 de septiembre de 1990, página 38.


Un país que se destapa

"Hasta el Ministro de Salud y antiguo guerrillero, Antonio Navarro Wolf, firmó autógrafos sobre las páginas de El Espíritu Erótico, a solicitud de las bellas asistentes al acto de lanzamiento".

Erotismo Criollo

Con la irreverencia que lo caracteriza, el escritor y ex nadaísta describió en su presentación, de que material está hecho y con qué peripecias tropezó el  primer libro de lujo desembozadamente dedicado al erotismo que se ha hecho en Colombia".

“Señores pintores, señores poetas, señores periodistas, señores publicistas, señores políticos y demás personajes principiados por p.
Presentamos, en este Museo de Arte Moderno que hoy vestimos de desnudez en esta Colombia con quien nada noche nos acostamos y de la que nos levantamos cada mañana hacia el retrete o el patíbulo, un libro que es el  espejo del placer, cargado de amor como antídoto contra el odio.
Cuerpos estampillados en el beso ritual que nos perpetúa, desnudos multitudinarios clamando contra celestinas prostituyentes, enormes cachalotes acechantes tras su braguetas de hormigón, rosadas conchas de los siete mares, bestias impávidas convertidas en objetos de culto, penestuches prehispánicos donde se guarda la historia de una conquista que de haber sido una seducción, hubiera tenido mejor desenlace, desnudos amarrados y pensamientos retorcidos, una babel de lenguas en ristre, la cornucopia del deseo a punto de desbordar, todo esto es el contenido plasmado en cuadros y poemas, del mejor homenaje que las artes puedan hacer al sexo, en el compendio erótico de más  alto tiraje que nos hayamos propuesto y que desde ya tiene puesto reservado en su biblioteca. Porque en realidad este libro no necesita presentación, lo que necesita es que lo compren.

Ver: Tírenle al poeta o presentación de los líricos del amor desnudo.

El Tiempo, Lecturas Dominicales, 30 de septiembre de 1990.
Página 5.



Tras Eros"…Acaba de salir un bello libro, El Espíritu Erótico, editado con todo el fasto que un libro de este género requiere. Se trata, como dice mi amigo Mario Fernández Lobo de un retábulo amoroso. Como totalidad resulta una fiesta por el color y la poesía… Autores del libro Fernando Guinard, Jotamario y Álvaro Chaves. Página de poesía recoge una muestra de tan bello libro: cuatro poetas del mundo y cuatro pintores de Colombia que también es mundo.

Juan Manuel Roca, El Espectador, Magazín Dominical, 16 de septiembre de 1990. Páginas 12 y 13.



Para amantes estéticos

Una galería hermosamente editada, de artistas y escritores sobre el tema que más atrae a todo el mundo. Esta semana se lanzó esta obra en que se comprometieron Fernando Guinard, Jotamario y Álvaro Chaves…
Hay un Prefacio a la manera de prepucio de Guinard: "Es preferible tirar para amar que tirar a matar, le susurraba al oído la diosa Chía a su hijo Chiíta, mientras este bramaba de placer y sembraba en el vientre incestuoso la semilla de la humanidad…"

Antonio Cruz Cárdenas, El Tiempo, Lecturas Dominicales, 9 de septiembre de 1990. Páginas 14 y 15.

 

Señor
FERNANDO GUINARD
Taller De Mente Colombiano

Apreciado Señor:

He tenido la grata sorpresa de ver editado el libro El Espíritu Erótico, del Taller De-Mente Colombiano, con textos poéticos analíticos y reproducción de bellísimas obras pictóricas, que usted ha publicado en asocio de Jotamario y Álvaro Chaves M.
Reciba mi caluroso saludo de felicitación por esta iniciativa, que es un valioso aporte para la poesía, la reflexión sobre el amor, el erotismo y la vida...

Cordial saludo,

César Valencia Solanilla
Director de Divulgación Cultural de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, octubre 1 de 1990.

El esfuerzo consolidado en el libro El Espíritu Erótico nos presenta por vez primera una recopilación de pintura erótica colombiana. Pero quizá lo más importante es el hecho de que existe un intento en la pintura de entender y enfrentar lo erótico. Esto es ya un suceso que, necesariamente, separa lo individual de lo colectivo, la obra de arte frente a la maquinación publicitaria de lo pornográfico y presenta la posibilidad de lo estético. Bataille, Apollinaire, Miller y el Bukowski de los años sesenta, iluminan el camino del entendimiento de lo erótico como un compromiso de búsqueda que establecemos con la vida. Un compromiso en el que nos sumergimos hasta llegar a los linderos del infierno y la muerte. Allí está la esencia de lo erótico, en la certeza de que estamos en una batalla contra la norma, contra la facilidad y contra todo aquello que nos confirma lo establecido, el amplio camino de la comodidad celestial. Estanislao Zuleta nos decía que en la relación de pareja el amor ha sido sustituido por el deseo de tener un auto, de comprarse una cama, de poseer cosas materiales. Se lucha, pues, por todo aquello que confirma lo asexual. Hasta que, al final, nos morimos sin recordar el sagrado olor a coño.
Es en este sentido que el libro El Espíritu Erótico intenta un muestreo del compromiso plástico colombiano con lo erótico. Hay en muchos de los pintores escogidos una sinceridad que logra precisamente el tono del que hablamos arriba. La satisfacción del desencanto, la certeza de la desilusión y la tristeza -como dice Barthes- de decubrir que el otro no soy yo, nos obligan a mirar una y otra vez el intento de Darío Morales, Luis Caballero o Walter Tello (Para citar tan sólo unos pocos), el intento por mostrar con imágenes firmes e iluminadas que lo sexual es el único camino que corrobora al individuo.
Pero El Espíritu Erótico tiene otra magia: la magia de la palabra, de la poesía erótica recopilada y seleccionada gracias a Dios, por Jotamario. Poemas elementales, de imágenes suficientemente conocidas por todos; poemas en que la palabra, tan necesaria en la materialización de cualquier figura erótica apunta a llamar las cosas por sus verdaderos nombres en un país donde las palabras se hilan para enredar, confundir y engañar. Recuerdo, apropósito de esto, que hace varios años un periódico de Cali rechazó un cuento de Leopoldo Berdella que tenía la palabra pubis. Le pedían cambiara o, en último caso sugiriera la misma idea en otro contexto "más poético". Leopoldo cambio la palabra por coño. Y..
Por eso la selección poética y plástica de El Espíritu Erótico es la presentación en Colombia de las imágenes y el lenguaje preciso de esa cosa irracional, que nos ilumina, que nos permite ver a Dios cara a cara y que constantemente nos renueva con la vida.

Harold Kremer, Cali, octubre de 1990

EL MÁS LLAMATIVO
EL ESPÍRITU ERÓTICO

Humor, voluptuosidad, lirismo, fantasía, irreverencia, ternura, alucinación: un poco de todo ello se encuentra en las páginas de este libro, el cual presenta, en deliciosa correspondencia entra la poesía y las artes plásticas, el tema del erotismo: alrededor de 150 creadores -poetas, pintores, escultores- se entregan a recrear el juego del amor físico enriquecido por la imaginación, por la fantasía y por los demonios del deseo.
El poeta Jotamario Arbeláez seleccionó los poemas, que corresponden a escritores de distintas épocas y latitudes geográficas. Y lo hizo con gran acierto para no caer en la ramplonería, sino rescatando los versos llenos de carnalidad o de sugerencias o de invitación a la fiesta del placer.
Por su parte, Fernando Guinard, coordinador general de este trabajo, realiza, a través del tema erótico una hermosa historia de las artes plásticas colombiana...
Sobra anotar que la calidad de la edición es excelente: buen papel, hermoso diseño, pasta en tela y color a raudales. En resumen se trata de un libro gratísimo de leer y de mirar.

María Mercedes Carranza, Revista Credencial, página 118, edición 48, octubre de 1990

EL Espíritu Erótico. Pasiones desbordadas, lujuria, traiciones, bigamia, amores.
Toda una fiesta erótica-sexual. Creado y dirigido por Fernando Guinard

Una verdadera "fiesta erótica" es el excelente y bien tratado libro que sobre el tem apareció en las librerias y estantes de nuestra amada patria.... El Espíritu Erótico se convierte en el pionero del amor impreso colombiano...
Un gran paso, pues, se ha dado. El Taller De Mente Colombiano, entidad que se encargo de la edición del libro, se coloca a la vanguardia de una línea cultural y artística que a todos nos pertenece y que todos llevamos a flor de piel. El erotismo, ese amor sensual y mágico, que nos identifica con el resto de los animales, poco se trata literalmente en una nación que, como Colombia, cada día necesita más amor y menos balas.

Oscar Medina Gómez, Revista Lea Magazine, Miami, página 13, noviembre de 1990


Perfectamente podrán llamar a Fernando Guinard de "loco" pero él es un loco brillante, como sus ideas...

Jorge Consuegra, 1990

El Espíritu Erótico
La consagración del cuerpo

El Espíritu Erótico promete para su lector y contemplador el mas gozoso festín de poesía y artes plásticas referidas al dichoso asunto que jamás se hubiera reunido en un libro en nuestro pacato país..
...Seguro: no hay tristeza, ni desvergüenza, ni indignidad alguna en estos textos, en estas reproducciones saturnales, y la única tristeza es la de encontrar, entonces, que haya supuestos críticos literarios o plásticos que todavía se acerquen a volúmenes como éste dándose tres bendiciones de antemano.
El Espíritu Erótico es, entonces, toda una consagración del cuerpo enamorado como casita del alma y la mayor celebración editorial de este año en Colombia, que va de la mano con lo mejor de su estilo en este planeta al que la higiénica risa del sexo es lo único que parece seguir animándolo a moverse.

José Gabriel Baena, El Mundo, Medellín, sábado noviembre 3 de 1990

Eros una explosión perfecta

Así como la energía de la muerte se vuelca implacable y deseosa sobre el territorio de los vivos, de la misma forma la fuerza de lo erótico recorre con objetivo colonizando los pliegues inexactos de lo pasional, para inaugurar allí una nueva bandera, los colores subversivos de la sensualidad.
Héroe de fantasías inconfesables, Eros se las ha ingeniado para sobrevivir al mundo de la razón, y por ello desde tiempos inmemoriales exhibe su parafernalia entre los nudos voluptuosos de ciertas palabras y las posibilidades expresivas de la imagen.
Pues bien, la última explosión erótica que nos regala este país de la violencia es un libro lujosamente editado por el Taller De Mente Colombiano y lanzado este miércoles desde el segundo piso de la Biblioteca Piloto...

Beatriz Gómez Giraldo, El Colombiano, Dominical, página 15, domingo 25 de noviembre de 1990.


Señores
J. Mario Arbeláez
Fernando Guinard

Estimados amigos:

Ana Milena y yo queremos hacerle llegar nuestras expresiones de felicitación y gratitud por la bella obra que nos enviaron en días pasados a la Casa de Nariño.
Sólo su extraordinaria trayectoría artística ha podido hacer realidad esta muestra que como pocas en su género, deja muy en alto el valor cultural de quienes la concibieron.

Cordial saludo,

César Gaviria
Presidente de la República de Colombia, Bogotá, 28 de febrero de 1991



El loco Guinard sale con las suyas

A ocho meses de haber lanzado su libro, El Espíritu Erótico Fernando Guinard, una especie de adelantado del sexo, para unos, para otros un "loco de atar" capaz de cometer "herejías" como la de sacar en este país del Sagrado Corazón una obra que combina lo mejor de la poesía lujuriosa con lo mejor de la creatividad pictórica de los colombianos sobre el candente tema, empieza a cosechar los merecidos triunfos...

Gonzalo Villegas Jaramillo, Occidente, Cali, domingo 30 de junio de 1991; La Patria, Dominicales, Manizales, domingo agosto 18 de 1991; Vanguardia Liberal, Dominical, Bucaramanga, septiembre 1 de 1991; La Tarde, Dominical, Pereira, septiembre 8 de 1991


Strip-tease poético

Y mientras Demi Moore se despoja de sus prendas en la pantalla, Fanny Mickey y Jotamario Arbeláez harán su propio strip tease esta noche en la Casa del Teatro Nacional, en una de esas ideas de Fanny Mickey que para Jotamario son estrepitosas y muy teatrales, a las 10:00 p.m. tendrá lugar una orgía verbal......Entre los sonetos lujuriosos escogidos para el strip tease de esta noche se encuentran poemas de Francisco de Quevedo, Pietro Aretino, Raul Gómez Jattin, Gonzalo Arango, Jotamario y otros autores que hacen parte de la recopilación de El Espíritu Erótico, de Fernando Guinard.

El Tiempo, Bogotá, 13 de septiembre de 1996

Reciba un cordial saludo...

Hace un buen tiempo no nos comunicabamos, por mi parte yo he estado trabajando en proyectos y ahí voy, un poco colgado pero bien. Nuevamente le manifiesto mi gratitud por su interes en la exposición virtual y en general en todo este proceso de creación y reflexión.

Le cuento que he estado mirando y mirando su libro El Espíritu Erótico, y está muy bien. Hay obras e imágenes buenas y muy importantes, así como hay otras que no me parecen tan apropiadas para ser incluidas en este libro tan destacado. No he leído todos los poemas, pero los textos del comienzo me gustaron, especialmente el que trata del Erotismo Prehispánico. Creo que en las primeras líneas de ese texto se esbozan los principales ejes temáticos de la discusión en torno a lo erótico. Creo que ya estoy entendiendo mejor su punto de vista y su labor en la gestión del proyecto cultural y filosofía del MaReA. Hay un par de frases que me parecen claves y que no se pueden olvidar por ningún motivo, las encontré en su otro libro, El Espíritu Creador, en la introducción dice: "La imaginación y la acción son cualidades del acto creativo. Por eso los dormidos, los que cumplen a cabalidad sus actos biológicos de comer, dormir y tener hijos, pasan por la vida sin romperla ni mancharla." y luego dice: "Cuando las manos de un artista son guiadas por un espíritu despierto, su obra trasciende el juego superficial de las impresiones sensoriales y penetra en los niveles más profundos de la esencia."

Bueno, tengo que devolverle el libro, y estamos en contacto, bueno?

Hasta Luego. Gracias por su atención.

Camilo Rodríguez Rojas, estudiante de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Colombia, Noviembre 2 de 2006

 

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis