El espíritu erótico

Por Oscar Medina Gómez
 

Pasiones desbordadas, lujuria, traiciones, bigamia, amores.

Toda una fiesta erótica-sexual. Creado y dirigido por Fernando Guinard.

Cama sin mujer
Una cama sin mujer
es una cosa de madera y resortes, un pozo
para revolcarse con el Diablo. Pero deja
que su cuerpo toque su extensión y se torna
en lugar de maravillas que cantan, ansioso trampolín
hacia el cielo más alto. Y puedes hacerle compañía
en esas horas entre sueño y mañana.

Raymond Souster
1921 (Canadá)


Una verdadera “fiesta erótica” es el excelente y bien tratado libro que sobre el tema, pareció en las librerías y estantes de nuestra amada patria. En formato grande, fino papel, inmejorable ordenamiento y fácil lectura, El Espíritu Erótico se convierte en el pionero del amor impreso colombiano. Creado y dirigido por Fernando Guinard, son 212 páginas llenas de lujuria, pasión, amores ideales, desencantos, incestos, pasiones desbordadas, traiciones desbordadas, traiciones, bigamias y, en fin, todo el vocabulario y fraseología erótico-sexual existente. El nadaísta Jotamario Arbeláez fue quien seleccionó los setenta poemas, nacionales y universales, que acompañan a igual número de reproducciones, éstas si, todas de artistas criollos.

Dedicado al pintor cartagenero, ya fallecido, Darío Morales, un óleo sobre tela, realizado en 1986, y con el título de El pintor y la modelo abre la galería de imágenes, todas ellas en color, que trascurren delicada y lascivamente por las manos del lector. Palabras convertidas en poesía y trazos en deleite visual hacen de El Espíritu Erótico una enciclopedia del Eros, para beberla a sorbitoso, en el mejor de los casos, para devorarla en una tarde en compañía de la imaginación y la fantasía.

Grandes poemas y grandes poetas se reúnen aquí: Silva, Barba Jacob, Alvarado Tenorio, Germán Espinosa, Cobo Borda, Darío Lemos, Gómez Jattin, María Mercedes Carranza, entre los colombianos. Universales como Tennesse Williams, Apollinaire, García Lorca, Whitman, Aretino, Gunter Grass, Rimbaud, Octavio Paz, Charles Bukowsky, José Emilio Pacheco, etc. Es, de lejos, una muy variada selección de bardos, de cantores de la intimidad. Aunque podríamos pensar en algunos baches, como la no inclusión de Neruda, Alberti, Safo. Esto ya se queda al criterio del lector.

Las reproducciones pictóricas abarcan desde Baltasar de Vargas Figueroa (1601) hasta jóvenes contemporáneos como Ana María Gómez, Marcos Roda, Jaime Osorio y Óscar González, pasando por figuras de talla mundial como Alejandro Obregón, Fernando Botero y Omar Rayo.

Un gran paso, pues, se ha dado. El Taller De-mente colombiano, entidad que se encargó de la edición del libro, se coloca a la vanguardia de una línea cultural y artística que a todos nos pertenece y que todos llevamos a flor de piel. El erotismo, ese amor sensual y mágico, que nos identifica con el resto de los animales, poco se trata literariamente en una nación que, como Colombia, cada día necesita más amor y menos balas.

Revista Lea Magazín - Literatura, Miami. Página 13, octubre de 1990.

Volver a Textos sobre Fernando Guinard

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis