Por la época de la independencia era un descabezado con zapatos, calcetines, sotana y ruana negra que se aparecía a los campesinos de los ejércitos libertadores arengándolos a matar españoles monárquicos.

En la guerra de los mil días incitaba a los godos a matar liberales descreídos y radicales.

Hoy, con la evolución de la ciencia y la tecnología, con lentes infrarrojos, se le puede observar con una cabeza nueva y calva ahorcada por un cuello blanco y un corbatín negro.

Sin embargo, las personas que lo visualizan a la luz de espermas chirriantes miran su catadura descarada y ofensiva, la misma que enloqueció a los pobres paisanos que confiaron sus ahorros en sus arcas endemoniadas.

A la fecha es un vagrante que sólo espera otra oportunidad.

     
 
Ilustración de Walter Tello
           
     
Volver a los Mitos Sicóticos

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis