Mientras practicaba el onanismo pensaba en lo injustos que son los dioses de las sociedades que se llaman a sí mismas civilizadas.

No entendía por qué había mujeres feas, y bellas que todo lo tenían, incluyendo calipigias voluptuosas.

No entendía porque los brutos se descrestaban con cualquier avivato que les mostrará un espejo irreal.

El quería un dios que no matara a sus hijos con promesas de reencarnación y otras vidas.

El deseaba la inmortalidad para la especie humana, pero cuando se dio cuenta de que cualquier idiota con poder sería eterno, decidió suicidarse y dejar las cosas como estaban.

Gilberto Cerón
 
     
Volver a los Mitos Sicóticos
 

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis