Es el alma en pena de un espíritu arrecho -como dicen en Santander- de alta sexualidad, decisión, voluntad de hierro y genio templado que murió de desilusión.

Después de una aparición de la virgen del amor, desfloró las orquídeas de las mujeres de sus sueños, hasta que se cayó de la hamaca y se rompió el cóccix.

La paresia le duro hasta que una adolescente extraterrestre se lo llevó a otra galaxia.

En los últimos tiempos, y en especial desde 1990, se le ha rendido culto e invocado en casas de amantes estéticos y de iluminados.
 
Ilustración de Gilberto Cerón
           
     
Volver a los Mitos Sicóticos

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis