Es el hijo no deseado, concebido en la trastienda de una galería extranjera que reencarnó en un Dadá recalentado.

Parece inteligente pero no lo es.

Con su voz de ultratumba emite conceptos sobre arte y artistas que son difundidos por las fábricas de mentiras hiriendo susceptibilidades y provocando tormentas con heridas muy profundas.

Tiene el don del transformismo y la maledicencia y a veces aparece en las rotativas disfrazado de ingenua frígida o de loca anafrodisíaca.

Cuando se retira, a la madrugada, deja una estela de ácido sulfídrico que sólo desaparece cuando encuentra otra víctima para violentarla.

Enemigo del deterioro estético, él mismo es antiestético y por tal razón se maquilla los ojos pispiretos y liposucciona sus mantecosas carnes de luchador de sumo.

 
       
 
Ilustración de Walter Tello
 
     
Volver a los Mitos Sicóticos

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis