Sufría de excitación sexual patológica.

Convivía con mancebos que habia criado para venderlos a los poderosos para sus sacrificios a los dioses.

A veces no lograba conservarlos vírgenes y era castigado empalándolo con una estaca de una palma espinosa que le salía por el cerebro, porque decían que era bien castigado por donde había pecado.

 
   
Ilustración de Walter Tello
           
     
Volver a los Mitos Sicóticos

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis