Joven, drogadicto y prostituto, exitoso en amores y en negocios.

Nunca pasa desapercibido por su acrimonia y espíritu fino, así lo acusen de zafio y plomífero.

Famosísimo por lo inteligente, loco, cachondo y bello.

Tiene un ojo azul y otro garzo, y un disparo fascinante y certero como el de un misil lanzado de una corpulenta plataforma que se convierte en manjar suculento para damas de alcurnia, quienes luego de licuar sus néctares, aparecen en las páginas sociales de los periódicos vestidas de novia y sonrientes.

Es una lluvia de oro que ronda por jardines de adolescentes inexpertas y deseosas.

El contra es admirarlo, pero sin bajar la vista.

 
       
Carlos Granada
 
     
     
Volver a los Mitos Sicóticos

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis