Es la versión degenerada de una lengüilarga más habladora que un pastor cristiano.

Ventrílocua, imita voces de hombre, mujer o niño con tal de atizar odios y sembrar cizañas.

El chisme es el caldo donde cuece su imaginación maligna, terror de celosos y desconfiados y burla de amplios y cultos.

En la Inquisición fue quemada, pero logró invadir el alma antes de que el fuego la incinerara.

A veces se disfraza de periodista amarillo, sin ética ni estética, que destroza honores y espíritus rectos.

El contra es la rectificación que no existe.

       
   
Ilustración de Walter Tello
   
     
     
Volver a los Mitos Sicóticos

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis