Mademoiselle Dubois sería una pobre girl scout al lado de ella.

El cardenal Richelieu le habría pagado un millón de dólares por una noche agustiniana en la que se compartirían muchas frustraciones, ascos y pocas caricias.

Esta mujer gigante de piernas largas y torneadas cubiertas por un velo que transparenta sus flores, es la compañera de las bonanzas.

Joven, trasnochadora, querendona, morena, y viva, ronda por ahí.

 
 
Gilberto Cerón
           
     
Volver a los Mitos Sicóticos
 
 

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis