Luces, humo, admósferas y mechas ARDÓrosas

 Por Fernando Guinard

Su primera exposición individual la realizó en el Centro Colombo Americano de Bogotá, en 1998, donde colgó fotografías de gran formato, captadas en conciertos de grupos de rock.
 
A finales de 1997, un periódico bogotano publicó en las páginas editoriales una foto de “El Perro”, un reportero gráfico que se marchó al más allá en el más absoluto anonimato.

Acompaño en travesías periodísticas a Gabriel García Márquez, y tal vez por si timidez o porque volaba muy bajo, nos privó de fotografías históricas de los momentos cuando el premio Nobel entrevistaba al ahogado más hermoso del mundo o seguía rastros de sangre sobre la nieve.

El Centro Colombo Americano de Bogotá, especializado en descubrir, promover y apoyar artistas colombianos, abre sus puertas a la exposición de ARDÓ, un artista polifacético que ha gozado la fotografía como profesor universitario, reportero gráfico, corresponsal de guerra, paparazzi y retratista.

En esta muestra monumental ARDÓ exhibe cuarenta fotografías en color, de gran formato, logradas en conciertos realizados en escenarios bogotanos donde se presentaron grupos musicales que inundaron con música y poesía las frías noches capitalinas.

Son instantes inolvidables, gestos capturados a la velocidad del relámpago iluminados por luces imprevisibles, frías o cálidas, retratos logrados sin la complicidad de la iluminación de estudio y sin poses premeditadas de modelos que regalan su mejor ángulo, sonrisa o gesto adusto.

ARDÓ, en fracciones de segundo, visualiza la composición de la toma, realiza montajes en la cámara para captar el movimiento de los cuerpos que cantan, tocan y se retuercen al compás de las notas en una atmósfera cambiante impregnada de poesía y misterio en la que se destacan las formas, los colores, los espíritus y las texturas en una mezcla irracional de azar y premeditación.

Serrat, Carlos Vives, Maná, Soda Stereo, Los Fabulosos Cadillacs, in Excess, Los Aterciopelados y Guns & Roses son algunos de los exaltados por ARDÓ el paparazzi, pero no de princesas que ponen la mano sobre el lente y suplican con ternura que se le respete la privacidad y el espacio de hijos y enamorados, sino como paparazzi de armas tomar que enfrentó a golpes y patadas las pistolas de los gorilas del Grupo Guns & Roses, que prohibían tomar fotos del rosáceo Axel, pero que no pudieron impedir que ARDÓ las publicara en la revista ALÓ y las mostrara en ésta su primera exposición individual.

Mientras ARDÓ toca batería para calmar el estrés, pienso en “El Perro” y en las tomas que nunca realizó y en las mechudas desnudas de las que ARDÓ todavía guarda sus secretos.

Texto publicado en el catálogo de la exposición Los colores de la Música realizada en el Centro Colombo Americano de Bogotá, abril 16 de 1998.

Volver a Textos de Fernando Guinard

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis