Orgia plástica

Por Claudia Angélica Ruiz  T

Calle 22.com


¿Artistas eróticos o degenerados sexuales? Todo depende del ángulo desde el que se mire. Breve recorrido por la historia del erotismo y el erotismo en la historia. Desde Dios hasta Play Boy.

Por: Claudia Angélica Ruiz  T

Calle 22.com


“No hay duda que un sentimiento puro y vigoroso, llamado erotismo, me ha salvado de caer en la búsqueda tradicional de una perfección formal”.
René Magritte

El primer artista erótico que recuerde la historia fue Dios.  Moldeó de una plasta de barro el cuerpo de Adán dotándolo de las particulares características que reconocemos masculinas. Luego su inspiración fue evidente cuando de la costilla del hombre, creo el voluptuoso cuerpo de la mujer.

La inocencia original impidió que la obra de Dios fuera considerada erótica, pero después del caso, “manzana del bien y el mal”, y especialmente, del descubrimiento del ombligo –para algunos la principal fuente de sensualidad humana-; Adán, Eva y demás percibieron el talento innato del Padre eterno para la escultura.

Pero desde entonces la obra del todopoderoso empezó a ser censurada. Por razones climáticas o morales, los humanos comenzaron a esconder sus cuerpos y a imponer normas con respecto al uso debido o indebido del mismo. Los griegos lo redescubrieron- “mente sana en cuerpo sano”-, el amor al ser humano inspiró esculturas memorables `por la perfección de las formas.

Sin embargo, el ideal de belleza está lejos de la actual hegemonía femenina. Ana Sofía Henao o Valeria Maza no habrían tenido nada que hacer ante cualquier efebo ateniense, pues la belleza era atribución exclusiva de los hombres.

A duras penas se consideraba erótica a Afrodita, la popular diosa del amor; y gente como Fidias, Mirón, Policleto y Praxiteles se encargaron de dejarnos la herencia de las medidas perfectas. A ellos les debemos el 90-60-90 y la necesidad imperiosa de las siluetas anoréxicas.

Roma continuó con la tradición helénica, pero cuando a Constantino le dio por abrazar la doctrina de Cristo, el erotismo dejó de ser una atribución divina y se convirtió en la degradación humana. En el oscurantismo y la edad media se reemplazaron los antiguos desnudos por santos asexuados y ángeles afeminados. Nada de senos ni falos, pura castidad y misticismo.

Solo hasta el siglo XVI, el renacimiento devolvió al cuerpo su importancia y valor. Botticelli, el Greco y los artistas con nombres de tortugas mutantes: Miguel Ángel, Rafael y Leonardo Da Vinci, retornaron a la búsqueda de la perfección corporal y las infinitas posibilidades eróticas.

Desde entonces la lascivia ha sido tema recurrente en todo el arte. Hasta el punto que se ha vuelto un artículo de consumo: entre más evidente y directa sea una imagen, provoca más perturbación. Desde esa perspectiva para quienes son simples espectadores, es difícil diferenciar una obra de arte de una pornográfica.

O ¿será que la pornografía en sí es artística? Y ahí viene la famosa frase “Es que es un desnudo artístico”, que tanto repiten las modelos y actrices cuando exponen sin pudor la obra escultórica que relata el Génesis. ¿Qué diferencia existe entre una edición de lujo de Play Boy y un catálogo de fotografía erótica? Igual muestran lo mismo y de igual manera.

Los surrealistas sacaban de su inconsciente las más perversas figuras eróticas, como Bellmer y sus muñecas sadomasoquistas, para liberar la pulsión sexual; y muchos artistas aceptaron el mandato de la libido como musa pictórica. Algunos espíritus hipersensibles se horrorizan ante cualquier dibujo de Luis Caballero y a otros les parece sublime. Y no falta quienes piensan que el calendario de Tatiana de los Ríos es un clásico del arte erótico que merece ser expuesto junto a El nacimiento de Venus de Botticelli en cualquier parte del mundo.

¿Arte erótico o porno arte? Para los treinta y ocho artistas plásticos latinoamericanos que participan en el Museo de Arte Erótico que se inaugura en Bogotá, lo de menos es la categoría y lo relevante es la expresión. Y esperan que así como el erotismo rescató a Magritte del aburrimiento formal, los redima también del aburrimiento real. Los demás que se salven como puedan.

Bogotá, martes 21 de noviembre de 2000.

     
Volver a Textos sobre Fernando Guinard

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis